Actualizado:Jue, 10/02/2014 - 01:00  

“Defender la paz de los gritos de guerra”: Guillermo Rivera

Defender sin ambages las negociaciones de paz que adelanta el Gobierno Nacional con las Farc en la Habana, Cuba, “a pesar de los gritos de guerra de quienes se oponen al proceso”, pidió el Representante a la Cámara Guillermo Rivera.

El congresista del Partido Liberal aseguró que “la encuesta más importante sobre la paz será la encuesta de la historia y para ganarla el gobierno debe volver por su propio relato, comunicándolo y defendiéndolo sin ambages; y dejarle a sus radicales opositores su obsesivo relato en favor de la guerra”.

“El relato del gobierno anterior fue el de la seguridad y la lucha contra el terrorismo. En ese empeño concentró la mayoría de sus esfuerzos y aunque logró disminuir a la guerrilla de las FARC, no pudo derrotarla como se anunció una y otra vez cuando se decía que se había llegado al "comienzo del fin”, indicó.

Rivera Flórez agregó que “este gobierno, consciente de la necesidad de superar el conflicto armado lo más pronto posible, construyó un nuevo relato, su propio relato, que se concretó en la política de reparación a las víctimas y en el diálogo con las FARC para buscar un acuerdo, no "del comienzo del fin, sino para ponerle fin al conflicto”.

“El presidente Santos ha dicho que su apuesta es lograr que su lugar en la historia sea el del mandatario que alcanzó la paz. Ese propósito solo se logra persistiendo en las políticas y tareas diseñadas para alcanzarlo y no dudando de ellas, ni tampoco enviando desde el gobierno y a través de distintos voceros un mensaje ambiguo que afianza en la opinión pública las dudas y escepticismos que los enemigos de la paz han venido sembrando desde que se anunció que el gobierno dialogaría con las FARC”, señaló el congresista.

El Representante a la Cámara recordó que “el gobierno, con sólidos argumentos, defendió desde el principio la idea de que los diálogos deberían conducir al fin del conflicto y no a treguas ni a un cese parcial o temporal del mismo. El propio presidente nos advirtió en la alocución televisada donde oficializó la apertura de los diálogos, que hablar en medio del conflicto implicaba tener la suficiente templanza para soportar los avatares de la guerra mientras se lograba el acuerdo para terminar la misma”.

“Esa templanza es la que hay que demandar de la sociedad colombiana que, en su mayoría, quiere pasar la página de la guerra. Pero esa templanza tiene que ser liderada, comunicada, transmitida desde el propio gobierno, que es el llamado a defender las bondades de los esfuerzos que se hacen de alcanzar la paz por la vía del diálogo”, señaló.

Rivera Flórez puntualizó diciendo que “el gobierno tiene unos negociadores en la Habana que cumplen la tarea que se les encomendó, pero el gobierno no tiene un vocero que defienda en la cotidianidad de la política colombiana su apuesta por la paz. A veces da la impresión que desde el mismo gobierno se coincide con los mensajes que lanzan los sectores políticos que se oponen al gobierno y a sus esfuerzos por alcanzar la paz”.