Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Facebook icon
Twitter icon
YouTube icon
 
 
 

ESTADO DEL ARTE DE LA LEY DE JUSTICIA Y PAZ

 

Más de 11 años han pasado desde que el gobierno de Álvaro Uribe acordó la desmovilización de las Auc y puso en marcha el primer modelo de justicia transicional en Colombia.

 

Entre el 2003 y el 2006 se desmovilizaron, en total, 36.000 paramilitares. De estos, 4.408 –los jefes y todos los que tenían procesos pendientes– se postularon a la Ley 975 de Justicia y Paz, que les permitía lograr penas de máximo 8 años por delitos que, normalmente, les habrían representado 40 años o más.

 

Once años después, pese a la vigencia original de 8 años de la Ley de Justicia y Paz  (2006-2014) fue necesario prorrogarla hasta el 2018, la jurisdicción. Esta Ley está  lejos de completar la tarea para la que fue creada en el 2005: investigar y sancionar los más graves crímenes cometidos por los grupos paramilitares.

 

Hay condenas por casi 23.000 delitos de un total de 312.000. Se necesitarán 6 años más. Actualmente hay  34 ex-Auc están en libertad a prueba y 144 cuentan con casa por carcel.

 

Todo esto en el marco de la renegociación de los acuerdos con las Farc. Cifras contundentes. De los 312.611 delitos (170.000 homicidios) que, según las denuncias de las víctimas, fueron cometidos por los grupos paramilitares, solo hay condenas por 22.880. La mayoría corresponde a desplazamiento forzado (8.304 casos); asesinatos (4.722 casos) y desaparición forzada (1.818).

 

En camino a una condena hay otros 42.000 casos en los que los ‘exparas’ han reconocido su culpabilidad. Con esas cuentas, casi ocho de cada diez delitos de las autodefensas aún están en etapa preliminar, si bien la actual administración de la Fiscalía asegura que a diciembre de este año la imputación por crímenes llegará a los 145.000 casos.

 

Aunque ante la Fiscalía se reportaron como víctimas 386.413 personas, solo han sido reconocidas como tales en los procesos el 43 por ciento: 166.276.

 

2.343 expulsados

 

En estos casi once años, por distintos hechos, pero principalmente por no cumplir con el principal requisito de la verdad, han sido expulsados 2.343 ex-Auc (53 %) y están en proceso de exclusión otros 368.

 

Así las cosas, solo hay activos en Justicia y Paz 2.065 exparamilitares.

 

Según el Fondo para la Reparación de las Víctimas los paramilitares solo han entregado 1.248 bienes, avaluados en 286.118 millones de pesos.

 

La sola reparación administrativa (la que entrega el Estado) requerirá de una inversión de más de 16 billones de pesos.

 

Los bloques que más bienes entregaron fueron el Central Bolívar y el Vencedores de Arauca. Salvatore Mancuso fue el jefe paramilitar que, hasta ahora, más ha colaborado con Justicia y Paz. Y hay dos bloques, el Héroes de Tolová y el Córdoba, que entregaron apenas un bien para reparar.