Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Facebook icon
Twitter icon
YouTube icon
 
 
 

EXPRESIDENTES MOSQUETEROS DE LA PAZ

 

La paz de Colombia despierta gran expectativa en el concierto internacional. Asi quedó demostrado durante la participación de los cuatro expresidentes que se dieron en el Foro de la Fundación Buen Gobierno, "Los beneficios de la paz".

Los expresidentes Ricardo Lagos de Chile,  Ernesto Samper de Colombia, Álvaro Arzú de Guatemala y el expresidente español Felipe González hablaron en Colombia sobre dichos beneficios.

Se trata de cuatro experimentados perfiles latinoamericanos sensibilizados con la posibilidad de la paz para Colombia. En la capital Bogotá, los cuatro exmandatarios dijeron que hay que apostarle a la paz de Colombia.

Uno de los exmandatarios que explicó los beneficios de la paz fue el expresidente Ernesto Samper quien indicó que los costos de la violencia son de alrededor del 2 % del PIB.

Sobre los acuerdos de paz alcanzados en La Habana Cuba,  Samper reiteró que con el fin de la guerra, en Colombia se va a desnarcotizar la agenda y se reconfigurarán las fuerzas políticas.

Igualmente criticó fuertemente la actitud de los expresidentes Alvaro Uribe y Andrés Pastrana quienes se han automarginado del proceso y se mantienen en una actitud de crítica  negativa en total contravía de quienes están luchando por la paz.

 

Por su parte el presidente Lagos destacó los beneficios que para América Latina tiene el hecho de que Colombia alcance la paz y con el fin del conflicto posicione a América Latina como un "Continente libre de guerra".

Sobre el proceso de  paz indicó que el proceso de paz se logró a partir de las víctimas. Recordó además que en Chile el plebiscito fue de gran trascendencia para decidir sobre la dictadura de Augusto Pinochet y explicó que gracias al referéndum en ese país se creó la Comisión de la verdad y la reconciliación.

Según Lagos "hacer justicia porque eso corresponde a los tribunales" y eso en Colombia pareciera estar resuelto en el marco de la Justicia Transicional

El expresidente González por su parte añoró la presencia del Nóbel Gabriel García Márquez en la coyuntura política actual de Colombia. Habló del amor de Gabo por su país y su constante preocupación por la paz para Colombia.

Adicionó que de existir (Gabo) "Él encontraría la frase para que los colombianos entendieran la importancia del momento que estamos viviendo" dijo.  Así mismo, indicó que para ningún presidente es fácil hacer la paz.  Desde su visión europea González comparó el dilema que vive Colombia tal como ocurrió en Alemania cuando cayó el muro de Berlín cuya decisión fue muy difícil.

Manifestó que  en este momento se

"Está enfrentando una visión de la política con mayúsculas que se juega el futuro de Colombia y la de la política de cada día que se juega quién va a ser presidente en un año y medio".

 

Finalmente, el expresidente de Guatemala Álvaro Arzú destacó entre otras, que "La paz no tiene precio y en cambio la guerra Sí".