Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Facebook icon
Twitter icon
YouTube icon
 
 
 

"LA OPOSICIÓN MIRA CON ENVIDIA EL ÉXITO DEL PROCESO DE PAZ": HORACIO SERPA

 

No hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se venza. Así quedó demostrado con la reaparición del jefe liberal Horacio Serpa, luego de 30 días de silencio en la política nacional para fortalecer su salud.  Este fin de semana volvió Horacio Serpa para hablar del tema que ha marcado su vida, la paz para Colombia.

 

En medio de vivas en un Foro por la paz en Bogotá dijo que "El corazón le quedó nuevecito para poder querer a todas y todos", mientras recordaba la frase del expresidente César Gaviria que invita a trabajar fervorosamente por el "Sí al plebiscito para que los amigos de la guerra puedan vivir en paz".

 

Serpa regresó a la política para decir Sí al Plebiscito por la paz y también para ratificar su compromiso de vida con la reconciliación, el perdón  y el fortalecimiento de la democracia. Sin duda sigue siendo el gran líder liberal, incansable luchador por las clases más desfavorecidas y el país en general, pero principalmente el guerrero de la paz.

 

En el Foro "Serpaz. Si Al plebiscito por la Paz," se escuchó la parábola del hombre probo que se ha jugado la vida por el cierre negociado del conflicto y quien luego de ocupar los cargos más altos del Estado a que puede aspirar un Colombiano, por azar del destino y por una jugarreta de la violencia armada que condicionó el voto, no alcanzó la presidencia. Serpaz es la unión de dos palabras claves: Serpa +Paz.

 

Serpa, el gurú de la paz sabe que será testigo del momento más importante de la historia colombiana, el de la firma del fin del conflicto armado interno con las Farc y la construcción de una paz estable y duradera, objetivos que siempre persiguió y que seguirá buscando hasta que en Colombia nunca más nadie levante un arma para protestar y luchar por sus derechos.

 

En la recta final del Sí al Plebiscito, Horacio Serpa arrancó su Campaña por el Sí renovando públicamente su compromiso irrestricto por la paz. Aseguró:

“Han sido 40 años soñando con el dia que llegue la paz a través del diálogo con los insurrectos”

 

También renovó su idea de "Preferir equivocarse buscando la paz que acertar haciendo la guerra". Con este mismo lema Horacio Serpa obtuvo en el año 98 la más alta votación que un candidato haya alcanzado en la historia del Partido Liberal con más de cinco millones seiscientos mil votos.

 

Para el senador Serpa, esta frase ha adquirido hoy un gran sentido en el marco del proceso de paz que viene adelantando el Gobierno Nacional de Juan Manuel Santos con la guerrilla de las Farc. Para Serpa la guerra es lo peor, es destrucción y muerte.

 

Es por esto que ahora, con el mismo ímpetu, Serpa está convocando a la militancia liberal para decirle Sí a la paz y derrotar de una vez y para siempre la guerra que le arrebató los sueños y la vida a cientos de miles de colombianos y dejó millones de millones de víctimas.

 

Serpa persistió en que no podemos dejar pasar delante de nuestro ojos la oportunidad de la paz porque es lo más grande que se ha logrado que nos indica que somos capaces de acabar con los problemas.

 

Manifestó además, que en realidad llevamos 200 años de incapacidad, impotencia y frustración, porque luego de la Independencia nunca hemos estado en paz y ahora estamos demostrando que a este conflicto político, social y armado si es posible encontrarle salida. Dijo al respecto que si bien no acabaremos con todos los problemas eso nos demuestra que sí somos capaces de acabar con nuestros problemas.

 

Haciendo un breve diagnóstico sobre el país, Horacio Serpa consideró que aún quedan otros asuntos relevantes por los que los colombianos nos debemos preocupar, el ELN, el narcotráfico, las bacrim,  la corrupción y el más grande de los males, la desigualdad.

 

Sobre el Eln dijo que vió nacer el Ejército de Liberación Nacional y que la mayoría de sus fundadores fueron sus compañeros de barrio y de colegio, entre otros, Jaime Arenas, Lara Parada quienes al lado de Fabio Velásquez fundaron este movimiento en el año 64. Reconoció que hoy en día se avanza con este grupo insurgente en un proceso difícil de diálogos e invitó a profundizar en ellos y a no desfallecer hasta alcanzar la paz.

 

Para cerrar su reaparición reiteró que la principal razón de la inequidad en Colombia es la guerra y criticó la actitud de los opositores de la paz indicando que le parece pequeña cosa la campaña de desprestigio del No a la Paz," Todo porque ellos no lo lograron  miran con resentimiento y envidia el éxito del proceso de paz" -concluyó.