Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Facebook icon
Twitter icon
YouTube icon
 
 
 

NÓBELES DE PAZ CON LA MUJERES DE BOLÍVAR

Jody Williams y Shirim Ebadi son las dos mujeres Premio Nóbel que estarán este  3 de febrero en Turbaco Bolívar.  Allí visitarán “La ciudad de las mujeres”.

Desde Cartagena, la Liga de Mujeres Desplazadas, anunció la llegada de las premio nóbel bajo el liderazgo de la abogada feminista, consejera de la campaña internacional Para Poner Fin a la Violación y Violencia de Género en los Conflictos Armados www.stoprapeinconflict.org, Patricia Guerrero.

Sobre la presencia de las nóbeles y el desarrollo de esta iniciativa, Guerrero advirtió la necesidad de que Colombia fuera uno de los países para trabajarla junto a otros lugares del mundo como, Burma, RDCongo y Kenya.

Justamente fue Guerrero quien propuso a las mujeres nóbeles, el nombre de la periodista Jineth Bedoya Lima, víctima de violencia sexual por paramilitares, como vocera de Colombia en el nuevo proyecto de la misma campaña, llamado: "Sobrevivientes Unidas para la Acción": la primera Red Global de Sobrevivientes de Violencia Sexual trabajando para temas específicos relacionados con la violencia sexual.

La Liga de Mujeres Desplazadas desarrolla actividades en el marco de laCampaña Internacional Para Poner Fin a la Violación y Violencia de Género en los Conflictos Armados www.stoprapeinconflict.org.

Las premio Nóbel se han interesado en La Ciudad de las Mujeres  como el  espacio construido por las víctimas de la violencia y en muchos casos de carácter sexual.  Por ello la campaña internacional había sido lanzada en este mismo lugar el 6 de Mayo de 2012.

A este encuentro, se sumará la asistencia de otras víctimas de violencia sexual del Corregimiento de La Libertad y de los Montes de María.

La Ciudad de las Mujeres es una organización que surge en el año 1998 cuando integró a las mujeres desplazadas que llegaron al sector marginal de “El Pozón” en Cartagena.

Allí en un proceso de autoconstrucción,  con el apoyo de la cooperación internacional, las mujeres desplazadas levantaron 98 casas gracias al esfuerzo de las defensoras de los derechos humanos y víctimas de la violencia sexual en el marco del conflicto armado interno.

La Liga de Mujeres Desplazadas es una organización conocida  internacionalmente toda vez que su labor ha sido destacada con el Premio Nacional de Paz de la Fiederich Ebert Stiftung en Colombia (Fescol). También recibió un reconocimiento de la Fundación Global para las mujeres en Nueva York y los premios Procomún de Eternit, Luis Carlos Galán de Derechos Humanos, Sofasa Renault, y el II Premio Rey de España de Derechos Humanos.  Además es parte de la Iniciativa Mesoamericana de Defensoras reconocida con el premio en Derechos Humanos, Letelier-Moffitt.  

Por su trabajo en defensa de los derechos de las mujeres, la Liga ha sido víctima de amenazas y de la presión de los grupos guerrilleros y paramilitares.