Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Facebook icon
Twitter icon
YouTube icon
 
 
 

"SANTOS DEBIÓ INVITAR A TIMOCHENKO A LA CEREMONIA DEL NÓBEL"

11 de diciembre de 2016
 

"La opinión pública premia a quien se compromete con la paz y cumple con ella pese a las dificultades."

 

"Las Farc debe hacer demostraciones ineludibles de que su voluntad de paz no tiene reversa ante las dificultades"

 

"El  M-19 hizo la paz cuando nadie creyó que eso fuera posible"

 

POR: JANETTE GUZMÁN*

 

Antonio Navarro Wolff se ha convertido en uno de los nariñenses distinguidos por su eterna actitud crítica y beligerante que le llevaron  a conformar desde muy joven la guerrilla del M-19 en los 70s, después de la firma de la paz con el gobierno de Virgilio Barco en 1990 y de haberse desmovilizado y recibir el indulto y la amnistía para pasar a la actividad política.  Navarro tiene la experiencia de ser uno de los primeros guerrilleros en creer en la paz y en la realización de la política sin armas a pesar de haber sufrido un grave atentado en el que perdió media pierna y fue afectado un nervio de su lengua que le obligó a aprender a hablar de nuevo.  En sus años en la guerrilla llegó a ser el segundo comandante del M-19 y sufrió el dolor del asesinato de su superior y  posterior candidato presidencial, Carlos Pizarro. Ha sido Alcalde, Gobernador, Ministro, Representante  a la Cámara y Senador, entre otros. Actualmente desde el Senado de la República, sobre la futura  Ley de Amnistía que deberá tramitarse con carácter de urgencia para avanzar en la implementación de los Acuerdos con las Farc, habló así para Ola política:

 

OlaPolítica. Senador Navarro, Ud. tiene la experiencia de ser desmovilizado y amnistiado en el marco del proceso de paz con el grupo guerrillero M-19. Para Ud. qué tan necesario y tan urgente es tramitar hoy una Ley de Amnistía para aplicar a los desmovilizados del proceso de paz con las Farc?

AN. Lo que se tramitaría en esta caso es una amnistía realmente necesaria para quienes no tienen delitos conexos con el narcotráfico ni acusaciones de delitos de lesa humanidad, ni crímenes de guerra según lo establecido por el estatuto  de Roma. Esta en realidad sería para guerrilleros comunes y corrientes que son la mayoría. Esto  porque los acuerdos establecen que la conexidad del narcotráfico hay que estudiarla caso por caso en el marco de la Justicia Especial para la Paz y en el tribunal especial que se va a conformar.  Para poder desarmarse e incorporarse a la vida civil se debe aceptar que se es miembro de las Farc y eso genera el quedar incurso en el delito de rebelión y esto es el delito político de alzarse en armas contra el gobierno y por eso cualquier autoridad podrá detener al desmovilizado. La amnistía protege de ese riesgo, por ello en este caso debe tramitarse con anticipación.

 

 

OP. Cuáles son las ventajas que ofrece la Ley de Amnistía para la paz de Colombia?

AN. Esta perdona el delito político y los conexos con dicho delito y los olvida jurídicamente. La diferencia entre indulto y amnistía es que el indulto es perdón jurídico y la amnistía es perdón y olvido jurídico. Con la amnistía las personas quedan sin antecedentes penales.  La urgencia está en que las Farc inician la desmovilización y la entrega de armas a las Naciones Unidas y una vez desarmados obtengan la protección jurídica que les brinda la amnistía.

 

OP. El gobierno actual no ha presentado la Ley de Amnistía al Congreso debido a que la Corte Constitucional aún no resuelve el tema del llamado Fast Track, pese a que este tiene mensaje de urgencia. ¿ Ud. qué opina de esa situación?

AN.Creo que el gobierno debió tramitar la Ley de Amnistía el día siguiente de haber firmado los acuerdos y no tenía porque esperar el Fast Track porque esta se puede tramitar con o sin Fast Track. La Ley de Amnistía necesita una mayoría calificada y si la Corte Constitucional finalmente no da vía libre a este, se habría evitado la pérdida de quince días a un mes.  

 

OP. ¿Ud. Considera que los tiempos corren para arrancar con el primer debate de la Ley de Amnistía ?

AN. Sí. Ya debíamos estar en eso. Pienso que hay una clarísima mayoría en el Congreso a favor del proceso de paz por lo que no necesitamos el Fast Track para ello.

 

OP. En qué se diferencia la Ley de Amnistía del M-19 a la que se propone hoy con las Farc?

AN. El M-19 recibió la Amnistía en 1982 aunque esta no condujo a la paz. Después se firmó el acuerdo de paz en 1990 pero ya se había dado una ley de indulto en 1989 y francamente esta hizo el proceso de paz efectivo.

 

OP. Por Qué cree que el país aceptó con cierta " tranquilidad" la amnistía  con el M-19 y ahora se manifiestan algunas  diferencias para la amnistía a las Farc?

AN. En realidad se trata de dos momentos históricos distintos y hay diferencias entre los procesos de paz del M-19, el de las Farc y el del ELN . El  M-19 lo hizo cuando nadie creyó que eso fuera posible. Además, lo hizo buscando el apoyo de la opinión pública desde el principio. Por ejemplo, nosotros hicimos un cese unilateral desde el día en que comenzó la negociación. Nosotros nos dedicamos a ganarnos el corazón de la opinión pública. Por su parte las Farc empezaron un proceso de paz demostrando fuerza y cada vez perdían más el apoyo público. Las tres son organizaciones con lógicas distintas,  el M-19 obtuvo un gran respaldo casi desde el primer día.

 

OP. Qué aconseja Ud. que se haga frente a la incertidumbre de las Farc mientras pasa el tiempo sin que se arranque con la consabida implementación?

AN. Que se necesita una Ley de Amnistía y sobre esto tuve la oportunidad de hablar con el presidente Juan Manuel Santos por teléfono hace dos semanas y es que en mi opinión debería haberse presentado inmediatamente el proyecto de Ley de Amnistía. Ya estaríamos aprobando y este hubiera salido el 16 de diciembre y quedar vigente.

 

OP. Qué piensa Ud. de las dudas que mantiene el expresidente y senador Álvaro Uribe quien manifiesta que "Se niega la discusión y cualquier posibilidad de modificar los acuerdos en el Congreso?"

AN.En la democracia hay espacio para todas las opiniones y las de Uribe deben tener su espacio propio, pero yo creo que además de respetar las diferencias es evidente que  el CD y otros sectores están haciendo poíitica electoral con este tema y este lo llevarán hasta las elecciones del 2018.

 

OP. Respecto de la insistencia del Senador Uribe sobre la negativa del gobierno de realizar un  “pacto nacional” para modificar los acuerdos después del triunfo del No, qué opina?

ÁN. Estuve en una comisión para hablar de ese pacto, hablamos con Uribe, Iván Duque,  Óscar Iván Zuluaga y Carlos Holmes Trujillo y ellos ponían unas condiciones que fueron imposibles de lograr en la mesa de negociación de La Habana con las Farc y es que los miembros de la guerrilla luego de su desmovilización no pudieran hacer política y fueran a un sitio de reclusión. Un Acuerdo Nacional con esas condiciones es difícil,  aunque este se hubiera logrado entre civiles, sería muy difícil de lograr que las Farc lo aceptaran y por eso se volvió inviable.

 

OP. Según  el Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, habría cerca de nueve proyectos enfocados a la implementación de los acuerdos de paz. ¿Cuáles cree ud. que deberían ser esos principales temas ?

AN. Lo más urgente es lo que se relaciona con la Justicia Especial para la Paz, al respecto hay que hacer tribunales para que esta pueda empezar a operar. Hay que hacer normas para definir las vías políticas; hay que abrir espacios para participación de las Farc en el Congreso mediante asiento sin necesidad que pasar por el umbral establecido hoy; también hay que crear las Jurisdicciones Especiales de Paz en los territorios y hacer las normas relacionadas con los cinco temas acordados; trabajo hay un montón  y con y sin Fast Track ese trabajo llegará al congreso muy pronto.

 

OP. ¿ Qué errores que se hubieran cometido con el M-19  no quisiera Ud. que se repitieran hoy, de cara al futuro proceso de desmovilización y entrega de armas de las Farc?

AN. Fue un proceso distinto en un momento histórico muy diferente. Más que errores tuvimos que afrontar dificultades, primero, una parte importante de quienes habíamos hecho la paz teníamos la favorabilidad de la opinión para la participación política electoral y ahí fue cuando se hundió la reforma constitucional en 1989 y lo más grave aún, 46 días después de firmar la paz, ocurrió el asesinato de nuestro candidato presidencial, Carlos Pizarro, eso fue muy muy complicado pero éramos conscientes que ya habíamos dado el paso hacia la paz sin reversa y por eso continuamos cumpliendo la palabra de paz.

 

OP. Sobre las zonas veredales y de concentración ¿ Qué piensa?

AN. Son necesarias y son parte de la transición hacia el desarme. Lo que el país quiere es que este conflicto termine con las Farc, que haya una transición a la vida política pero sin armas. Se debe acelerar la implementación de los acuerdos.

 

OP. Qué opina Ud de la propuesta de gobierno de transición de Timochenko?

AN. Por ahora esperemos a que las Farc se desarmen y se  concrete el proceso para que no se nos vaya a quemar el pan en puerta del horno y después si hablaremos de política.

 

OP. Cómo se imagina Ud. que será el proceso de entrega de armas y desmovilización de las Farc?

AN. Será una entrega formal de armas a  las Naciones Unidas y estas se las llevarán en contenedores. En lo que hay que insistir es en que las Farc hagan demostraciones ineludibles de que su voluntad de paz no tiene reversa ante las dificultades, esto fue lo que llevó a que el M-19 obtuviera una votación tan alta en la Asamblea Constituyente de 1991. La opinión pública premia a quien se compromete con la paz y cumple con ella pese a las dificultades.

 

OP. A propósito de la paz premia, Ud. se refiere al Premio Nóbel o a la posibilidad política de las Farc?

AN. Un presidente con  el 22% de opinión favorable es quien va a pasar a la historia como el premio Nóbel de la Paz. Pero en el caso nuestro, el papel en la Asamblea del 91 fue protagónico por el voto de confianza de los ciudadanos, dado nuestro compromiso y cumplimiento de la palabra en el proceso de paz. Las Farc están empezando a entender que es fundamental el apoyo de la opinión pública. En el caso del ELN, ellos sí están totalmente equivocados en su política del secuestro de personas.

 

OP. Cree que el Nóbel es más que merecido para el presidente Santos?

AN. Si es más que merecido para Juan Manuel  Santos pero el Presidente Debió invitar a la ceremonia a Timochenko, así fuera por un gesto de cortesía, pues él no hizo la paz sólo.  

 

*Janette Guzmán es Periodista Magíster en Comunicación y en Seguridad y Defensa nacionales